Últimas

Exigen justicia para futbolistas atacados hace un año en Iguala

CHILPANCINGO, Gro. 23 Septiembre 2015.- Padres y familiares de los 26 futbolistas del equipo de futbol de tercera división club deportivo Avispones de Chilpancingo, quienes fueron atacados durante la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, reprocharon a las autoridades federales y estatales la falta de cumplimiento de promesas y exigieron justicia a casi un año de la tragedia. 

Roberta Evangelista Hernández, madre del futbolista David García Evangelista, asesinado a tiros junto al chofer del autobús Víctor Manuel Lugo Ortiz, dijo:
“Tiemblo de impotencia porque cuando escuchamos los noticieros, veo lavarse las manos a las autoridades, pues nadie sabía que en Guerrero existía una crisis social por causa de la delincuencia; nadie sabía que las mafia controlaban al gobierno”.
Luego, la mujer lamentó la indolencia gubernamental ante la masacre realizada por autoridades que actuaron en contubernio con el narco; también dijo que a casi un año de la tragedia de Iguala sólo se destapó la cloaca de la corrupción de la clase política, pero hasta el momento no hay justicia.
“Todos somos el avispón caído, todos somos los chicos de Ayotzinapa desaparecidos, todos somos Iguala y sus difuntos, todos somos Guerrero, todos queremos paz”, expresó Evangelista Hernández.
Lo anterior durante una conferencia realizada en esta capital donde padres y familiares de los jóvenes deportistas demandaron el esclarecimiento de este múltiple crimen y reparación del daño a las víctimas directas e indirectas de los ataques que dejaron seis muertos, una decena de heridos y 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.
En un comunicado demandaron una reunión urgente con el presidente Enrique Peña Nieto, argumentando que los funcionarios que llevan el caso han minimizado la situación y el compromiso de justicia sólo ha quedado en “acto de buena voluntad”.
Por ello, señalaron que el gobierno federal se debe hacer responsable por la salud, la integridad física, así como asegurar un mejor futuro para los jugadores que “vivieron esta pesadilla”.
También exigieron una audiencia con personal de la CNDH para que les informe sobre las investigaciones del ataque contra el autobús del club deportivo Avispones de Chilpancingo la noche del 26 de septiembre de 2014, cuando se desató la cacería contra los normalistas de Ayotzinapa.
Luego, los padres advirtieron que hasta el momento han actuado de manera pacífica, en espera de una respuesta integral, no obstante, denunciaron que la indiferencia gubernamental ha provocado que personas ajenas al conflicto “lucren con la tragedia en contubernio con autoridades”.


Exequiel Flores Contreras. APRO. (Fotos: Rubí Figueroa).

PERIÓDICO DIGITAL “EL SIGLO” Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Con tecnología de Blogger.