Últimas

Trabajadora acusa que sus jefes le intentan robar a su hijo

La mujer fue a trabajar a casa de un matrimonio

De acuerdo con los padres del niño, el matrimonio, el cual no podía tener hijos, puso una denuncia y las autoridades se aprovecharon de que los progenitores son analfabetas

“Sólo queremos que nos regresen a nuestro niño”, dijeron los padres de Juan Carlos, quienes acusaron que un matrimonio intentó quitárselo hace seis meses lo cual ha derivado en una serie de denuncias, con las cuales no han podido ver a su hijo tras más de 180 días.

De acuerdo con información de los padres del niño y de las carpetas de investigación 191/2017/Zacatlán así como la 212/2017/Zacatlán, referidas por El Sol de Puebla, todo empezó cuando la madre del pequeño conoció a un matrimonio en una fiesta y, según dijeron, no podían tener hijos.

El matrimonio le ofreció a la mujer trabajar en la capital poblana y le preguntaron si quería darles al niño, la madre contestó que no entregaría a su hijo y que a ella solamente le interesaba trabajar. Ellos insistieron: “piénsalo”.

La madre aceptó trabajar en la capital poblana, en donde permaneció durante una semana, tiempo en el cual le pedían, con frecuencia, firmar un documento en blanco y le decían que se olvidara del niño pues ya realizaban los papeles para la adopción. Ella les decía que no tenían permiso para ello.

Posteriormente, su empleador la corrió y amenazó con matarla a ella y a su familia. Luego empezaron las llamadas telefónicas para intimidarlos.

En la capital poblana el trabajador del ministerio público Idalia Carlos Pérez, quien tuvo conocimiento del caso, obligó a los padres a firmar un documento sin la presencia de un representante legal, ni siquiera el de oficio y sin la asistencia de una abogada quien pudiera atestiguar que la lectura de la representante social correspondía efectivamente al documento, pues los padres no saben leer, ni escribir.

Derivado de lo anterior, el menor quedó a resguardo del DIF estatal y desde entonces sus progenitores no lo han podido ver, ni siquiera tienen permitido acercarse a él.

Luego de ello, la tía del menor comenzó los trámites necesarios para pedir la custodia; para lo cual pasó ciertas pruebas y realizó diversos papeleos. Después de esto, el DIF Estatal solicitó la autorización al ministerio público para entregar al pequeño; sin embargo, no ha habido respuesta aun cuando ésta se debía emitir desde el pasado 26 de septiembre.

La Fiscalía General del Estado (FGE), no ha contestado y al respecto, los padres de Juan Carlos aseguraron que Camacho Hernández (uno de los implicados en el intento de robo) tiene un hermano que trabaja en la fiscalía poblana.

“Sólo quiero recuperarlo, lo extraño, estoy desesperado”, expresó el progenitor del pequeño.

Así mismo, el hombre expresó su miedo de que se lleven a su hijo y ya no lo pueda volver a ver.

 

PERIÓDICO DIGITAL “EL SIGLO” Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Con tecnología de Blogger.